Páginas

sábado, 7 de mayo de 2011

viernes, 6 de mayo de 2011

En medio de la Preproducción.

    Estas son fotos de nosotros mientras estábamos con el storyboard, los personajes... En las fotos del storyboard colgado de la pared se aprecia la evolución del corto. Empezamos con las viñetas en blanco, luego se añadieron las rosas y finalmente las amarillas.



Background Coloreados

    Estos son unos background coloreados. Cuando veamos el resultado de la animación a color junto con el background juntos se verá si es necesario hacer algún tipo de retoque al color.




Pencil Tet

    Después de estar horas y más horas delante de la mesa de luz, y después de prueba que te prueba en el CTP... ¡Por fin sale un video que dura unos segundos! Como estan en rough (en sucio), hay que pasar a modelo, hacer el clean up, escanear TODOS los dibujos uno a uno y colorearlos también uno a uno.

    Estos pruebas solo están en rough pero también tienen las intercalación hecha, algo es algo.

    * Plano 02-03:
                            
video 

    * Plano 02-05:
video
    * Plano 02-06:

video

Comenzando con la Producción

    Teniendo todos los elementos necesarios (el storyboard, los personajes, los background y la animatica), comenzamos con el Layout. Con el layout planificamos los planos, los cuales ya tienen su tiempo correspondiente en fotrogramas,gracias a la animatica, también se dibujan las poses e indicaciones que representan lo que sucede en el plano. Además, se añade el campo con el se trabaja y el background  correspondiente. Con todo esto, el animador ya está preparado.

    Este es un ejemplo de el layout de un plano. Este pertenece a la secuencia 04 y el plano es el 01.

Expresiones

    El estudio de las expresiones de los personajes es igual de importante que el turn around. Es necesario saber el aspecto del personaje si está furioso, triste, contento... Además, hay que hacer una comparativa de la estatura de los personajes relacionados entre ellos, ya que, si aparecen en el mismo plano, uno tiene cierta proporción respecto el otro y viceversa.



Turn Around

    Los turn around de los personajes es fundamental para el animador, ya que de esta manera se estudia el personaje de tal manera que la proporción del personaje y la propia forma física no se vea alterada.





   

Descripción de personajes.

    Cuando nos convencieron el diseño de los personajes hicimos varias pruebas de color, quedándonos con los tonos que sintonizaban mejor con la psique de los personajes.

    A continuación se presentan los protagonistas con la descripción de los mismos (pinchar en la imagen para así poder leerlo):



Background


   Teníamos el storyboard, y además, poseíamos la documentación y el punto de vista de las cámaras sabiendo así la perspectiva necesaria. Con todo ello empezamos a elaborar los background.

    Estos son los backgroung principales de Cara de luna.



Storyboard + Guión Técnico


    A la vez que se trabajaba en el diseño gráfico, se trabajaba también en la manera de contar la historia visualmente con el estudio del Storyboard. Se quitaban o se eliminaban las viñetas necesarias para poder conseguir el ritmo adecuado. Después de mucho vaivén pudimos "cerrar" el storyboard y grabar la animatica.

    Estas viñetas son parte del Storyboard que va acompañado de anotaciones técnicas.



Concept Art.


    Después de habernos decantado por el cuento de Jack London, nos pusimos al diseño de los personajes, los background y los animales.

     Empezamos con la descripción psicologica de los protagonistas, ya que sabiendo eso, podriamos hacernos una idea del aspecto que podrian tener los personajes, abarcando tanta la vestimenta, la gama de colores y también sus reacciones ante las situaciones ante las que se ven expuestos.

    Con los background tomamos como referencia fotografías que plasmaban todo tipo de granjas y paisajes rurales ambientados en la Gran Bretaña del Siglo XIX, ya que decidimos ambientarlo en esa época.

    Estos son algunos de los estudios de diseño.   




Cuento de Jack London

   Jack London nacido el 12 de enero de 1876 y fallecido el 22 de noviembre de 1876, además es autor de Colmillo Blanco. Aqui podeís leer un fragmento de Cara de Luna:


    John Claverhouse era un hombre con cara de luna. Ya se sabe cómo son esas caras: pómulos muy separados, barbilla y frente que se funden con las mejillas para formar un círculo casi perfecto, y la nariz, ancha y de porra, equidistante de la circunferencia, aplastada en el centro justo de la cara como un pegote de yeso en el techo. Quizá fuera por eso por lo que le detestaba, pues la verdad era que suponía una ofensa para mis ojos y creía que a la tierra le molestaba su presencia. Tal vez, mi madre haya sido supersticiosa con respecto a ala luna, y la mirara por encima del hombre malo en el momento equivocado.

    Fuera lo que fuera, yo odiaba a John Claverhouse. No es que me hubiera hecho alguna de esas cosas que la sociedad considera trastadas o jugarretas. Nada de eso. El mal era de un tipo más profundo, más sutil, tan eludible, tan intangible, que desafiaba cualquier análisis definido y claro hecho con palabras. Todos experimentamos cosas de ese tipo en algún momento de nuestras vidas. Cuando vemos por primera vez a cierto individuo, a alguien que ni siquiera soñábamos  que existía en el instante anterior; y, sin embargo, desde el primer momento, nos decimos: “Ese hombre no me gusta.” ¿Por qué no nos gusta? ¡Ah! No sabemos porqué; sólo sabemos que no nos gusta. Que lo detestamos. Eso es todo. Y eso es lo que a mí me pasaba con John Claverhouse.

    ¿Qué derecho tiene un hombre así a ser feliz? Sin embargo, […]


El Porqué del proyecto.

    Como devoradores habituales de libros y cuentos, los integrantes de este grupo de trabajo nos planteamos la realización de un cortometraje de animación como un proyecto de fin de estudios. Adaptando así, alguna de aquellas historias que desde que tenemos uso de razón nos han seducido. Tras un largo proceso de selección nos decantamos por el presente relato de Jack London.

    ¿Por qué Cara de Luna? Es una historia que refleja, de forma ejemplar, el poder de nuestro lado más irracional.
El odio y la obsesión injustificados, de los que habitualmente nos avergonzamos, las cuales se alían en este caso en una mente carente de escrúpulos, que culmina en la ejecución del crimen perfecto. Nos atrae plasmar esos sentimientos oscuros que todos hemos sentido, alguna vez ante ciertas personas, e interrogarnos sobre la personalidad de un psicópata inteligente, que nos recuerda los mostruos que se esconden tras la racionalidad extrema.

    Por otro lado creemos que esta historia, contada en primera persona por su protagonista, encuentra en la animación su medio artístico adecuado. En ella se solapan la realidad objetiva de la historia con pasajes relacionados con lo onírico y subconsciente. El lápiz y el papel nos dan la posibilidad real de plasmar ambos mundos con la libertad e imaginación necesarias.

    Por razones plásticas hemos trasladado la acción a dos otoños sucesivos en la Gran Bretaña rural del S. XIX. Creemos que tanto lo que significa el siglo de las luces y sus desviaciones, como por el aspecto cuidado y civilizado de la campiña británica y, por supuesto, el estereotipo del carácter inglés, era el contexto adecuado.